" El éxito es aprender a ir de fracaso en fracaso, sin desesperarse."

martes, 29 de mayo de 2007

El Cuerpo y la Naturaleza

en la Edad Media y el Renacimiento.

Por David Le Breton
La cultura moderna ha creado un cuerpo encerrado en los límites de la piel. La corporalidad es aquello que sólo puede existir en un lugar del espacio a la vez y dentro de las fronteras de su figura física. Así pensó el cuerpo el filósofo Descartes. Esta idea cartesiana, aliada del realismo burgués, reduce la anatomía humana a sus límites visibles. Pero para multitud de culturas y para ciertos momentos de la civilización occidental, el cuerpo se halla inextricablemente compenetrado con la naturaleza. En ese caso, la corporalidad se proyecta hacia el mundo mineral, vegetal, hacia la amplia esfera celeste y las ricas texturas de seres y formas de la tierra. Este es un cuerpo proyectivo diferente del cuerpo enclaustrado de lo moderno. Cuerpo de las culturas arcaicas y de las culturas populares de la Edad media y el Renacimiento. Una forma de corporalidad descubierta por Mijal Bajtin en su clásico estudio del "cuerpo grotesco", en Gargantúa y Pantagruel, de Rabelais. David Le Breton, profesor de la Universidad de Paris, en su libro Antropología del cuerpo y Modernidad, estudia diversas formas de constitución de lo corporal en la modernidad y traza diferencias con el cuerpo en las culturas antiguas y campesinas que se presenta bajo la categoría de "cuerpo cósmico", un cuerpo relacionado con las "participaciones místicas" del mundo mítico, con el Carnaval y la fiestas populares y la magia y la brujería en el Renacimiento.

No hay comentarios.:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...